INCIENSO

Un árbol, para crecer, necesita de sus raíces para afirmarse a la tierra, de su tronco para sostenerse, de sus ramas para elevarse hacia el cielo. Del mismo modo, el hombre necesita, para evolucionar, afirmarse firmemente a la tierra a la que pertenece, tener un cuerpo sano y al mismo tiempo poder elevar sus pensamientos hacia el cosmos, donde se conecta con las energías superiores.

(Fuente: http://www.deon.com.ar/20aromaterapia.html)

Incienso
Boswellia thurifera

Desde el comienzo de la vida espiritual del hombre, el Incienso, junto con la Mirra, han sido las primeras resinas utilizadas en diversas religiones para quemar en altares y templos. Originario de Arabia y Etiopía, este aceite es especialmente indicado para la meditación y la oración. Al poseer especiales efectos de profundización en la respiración, la inhalación del Incienso lleva a un estado de calma interior que da lugar a la elevación de la consciencia hacia estados más elevados.
Las distintas culturas le dieron además desde lo terapéutico, diferentes usos: Los chinos lo utilizaban en el tratamiento de la lepra, como así también de llagas infectadas. En la India es desde siempre un efectivo tratamiento para el reumatismo. El antiguo Egipto lo veneraba como elemento principal en los rituales religiosos, pues también lo utilizaban en sus rituales médicos de curación. Se afirmaba que poseía la magia de rejuvenecer. También se lo utilizó como protector de los embarazos, pues se pensaba que permitía al alma del ser en formación, cortar con los lazos kármicos anteriores. Esto dio origen a su uso como medio para cortar con las experiencias del pasado, cuando las personas viven enganchadas en el y no pueden vivir en su presente.
– Desde lo terapéutico, sus usos más difundidos en la aromaterapia, se relacionan con el aparato respiratorio: Bronquitis tos, infecciones pulmonares, laringitis, catarro.
– Sumamente eficaz en los tratamientos de cuadros asmáticos, aplicado como masaje (diluido), sobre el pecho.
– Es también un efectivo cicatrizante para heridas, úlceras, hemorragias. (renueva la piel muerta).
– Buen antiséptico.
– Útil como tonificante de la zona uterina. Se aplica (diluido) en masajes, durante los períodos menstruales irregulares o dolorosos.
Hoy en día se lo aplica en los preparados para el cuidado de la piel, como así también en la fabricación de perfumes.
– Actúa sobre todos los centros vitales, y permite una mejor circulación de prana entre ellos.
– En el aromatizador, produce los mismos efectos que el incienso con el que se ahuman las iglesias o templos. Limpia los lugares cargados de energías negativas o que deben ser ocupados luego de un período de abandono. En esos casos, la mezcla con unas gotas de mirra, es aún más efectiva.

3 comentarios to “INCIENSO”

  1. Muy interesante e instructivo post.
    Un abrazo Maribel🙂
    Marcial

  2. Escribe si puedes sobre la Mirra
    Gracias
    Marcial

  3. Maribel Says:

    Gracias🙂
    Tu sugerencia me ha gustado🙂
    ¡Vamos a por la Mirra!

    Besos,
    Maribel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: