Archive for the Aromaterapia Category

Mirra

Posted in Aromaterapia with tags , on mayo 6, 2008 by Maribel

AROMATERAPIA
Aceite esencial de Mirra
(Commiphora Myrrha o Balsamodendrom Myrrha)

(Fuente:http://www.deon.com.ar/27aromaterapia.html)







De cualidad Yin, esta esencia, resinosa tan conocida entre los antiguos, fue utilizada desde siempre como protector espiritual. Esto nos conecta inmediatamente con el elemento Aire, la fuerza de lo Superior que se convocaba a través de su consumo. Sin embargo, debido a su alto poder, es un aceite no recomendado para utilizar durante los embarazos, pues puede llegar a desestabilizar.
En Egipto, la Mirra era quemada en los rituales de bienvenida a la diosa Osiris, y a la llegada de la Noche (el Día era venerado con Incienso). Pero no era la única civilización que tenía conocimiento de sus propiedades. En Grecia, los soldados que partían para la guerra la llevaban consigo en forma de ungüento, con el que se protegían de influencias mágicas negativas al mismo tiempo que cicatrizaban sus heridas.
De esto se desprende que ya entonces se conocían sus cualidades astringentes y antisépticas, además de cicatrizantes, y es por esta misma razón que el aceite esencial de Mirra aún hoy en día, da pruebas de su efectividad en el tratamiento aromaterapéutico de úlceras y heridas, acelerando los procesos curativos y cicatrizantes en forma notable. En casos de hemorroides, también es un excelente ayudante.
Pero su uso más difundido en la parte clínica, es el de regulador de las funciones respiratorias, particularmente en los procesos de tipo Yin, donde se hace más notable su función estimulante y fortalecedora.
Su efecto en la zona pulmonar se destaca especialmente en dos funciones:
– Como expectorante, es de un incalculable valor para la limpieza en casos de bronquitis, tos, catarro o resfríos.
– Como desinflamante de las mucosas nasales, estimula la respiración fluida.
Desde otra óptica, la Mirra, aplicada en un masaje sobre la zona abdominal, abre el apetito provocando una mayor secreción de jugos gástricos, de ahí que acompañe los tratamientos de las personas en estado depresivo y en algunos casos la Anorexia. Al mismo tiempo, y también dentro de las funciones digestivas, evita la fermentación de los alimentos colaborando en la supresión del mal aliento de origen estomacal.
En el cuidado de la piel, este aceite es indicado para tratar pieles envejecidas o inflamadas. El ritual mágico de la aplicación de Mirra sobre la piel, era muy difundido entre la realeza de las antiguas civilizaciones. Quienes lo usaban sabían como hoy, que quien mantiene sus energías limpias, rejuvenece con los años.
Las energías del cuerpo pueden ser cuidadas con este aceite pues por impregnación limpia los ambientes cargados de energías negativas.
Cuando nos vemos forzados a interactuar con personas que absorben nuestras fuerzas, solemos sentirnos muy cansados sin tener una causa aparente para ello. Es frecuente que esa misma falta de energía vital nos produzca cierto temor ante aquello que no podemos manejar, una sensación de desprotección que nos hace atrincherarnos dentro de nosotros mismos para no ser víctimas de aquellos que creemos nos quitan las reservas que nos quedan.
El aceite de Mirra nos conecta con nuestra intuición, estimula el desarrollo del Chakra Frontal y al mismo tiempo eleva nuestra consciencia. Junto con el aceite de Incienso, provoca una mayor elevación espiritual, por lo que se la recomienda en la práctica de la meditación profunda.

Anuncios

INCIENSO

Posted in Aromaterapia with tags , on mayo 4, 2008 by Maribel

Un árbol, para crecer, necesita de sus raíces para afirmarse a la tierra, de su tronco para sostenerse, de sus ramas para elevarse hacia el cielo. Del mismo modo, el hombre necesita, para evolucionar, afirmarse firmemente a la tierra a la que pertenece, tener un cuerpo sano y al mismo tiempo poder elevar sus pensamientos hacia el cosmos, donde se conecta con las energías superiores.

(Fuente: http://www.deon.com.ar/20aromaterapia.html)

Incienso
Boswellia thurifera

Desde el comienzo de la vida espiritual del hombre, el Incienso, junto con la Mirra, han sido las primeras resinas utilizadas en diversas religiones para quemar en altares y templos. Originario de Arabia y Etiopía, este aceite es especialmente indicado para la meditación y la oración. Al poseer especiales efectos de profundización en la respiración, la inhalación del Incienso lleva a un estado de calma interior que da lugar a la elevación de la consciencia hacia estados más elevados.
Las distintas culturas le dieron además desde lo terapéutico, diferentes usos: Los chinos lo utilizaban en el tratamiento de la lepra, como así también de llagas infectadas. En la India es desde siempre un efectivo tratamiento para el reumatismo. El antiguo Egipto lo veneraba como elemento principal en los rituales religiosos, pues también lo utilizaban en sus rituales médicos de curación. Se afirmaba que poseía la magia de rejuvenecer. También se lo utilizó como protector de los embarazos, pues se pensaba que permitía al alma del ser en formación, cortar con los lazos kármicos anteriores. Esto dio origen a su uso como medio para cortar con las experiencias del pasado, cuando las personas viven enganchadas en el y no pueden vivir en su presente.
– Desde lo terapéutico, sus usos más difundidos en la aromaterapia, se relacionan con el aparato respiratorio: Bronquitis tos, infecciones pulmonares, laringitis, catarro.
– Sumamente eficaz en los tratamientos de cuadros asmáticos, aplicado como masaje (diluido), sobre el pecho.
– Es también un efectivo cicatrizante para heridas, úlceras, hemorragias. (renueva la piel muerta).
– Buen antiséptico.
– Útil como tonificante de la zona uterina. Se aplica (diluido) en masajes, durante los períodos menstruales irregulares o dolorosos.
Hoy en día se lo aplica en los preparados para el cuidado de la piel, como así también en la fabricación de perfumes.
– Actúa sobre todos los centros vitales, y permite una mejor circulación de prana entre ellos.
– En el aromatizador, produce los mismos efectos que el incienso con el que se ahuman las iglesias o templos. Limpia los lugares cargados de energías negativas o que deben ser ocupados luego de un período de abandono. En esos casos, la mezcla con unas gotas de mirra, es aún más efectiva.